domingo, 27 de abril de 2014

Breve crónica de un Extremanga con poco manga.

Si os digo la verdad, no sé muy bien por dónde empezar a contar esto. El caso es que como ya leísteis en el otro post y por twitter, este fin de semana se celebraba en Mérida el primer Extremanga (me asombra cómo la gente siempre consigue mezclar "Extremadura" con otra palabra para los eventos: Extremúsica, Extremiedo, etc...). Mis espectativas para este evento estaban aproximadamente a la altura de esa capa de la Tierra compuesta de hierro y niquel fundido, así que ni me molesté en comprar entrada anticipada.

Se dio la circunstancia de que cierto medio que tiende a dar informaciones mal y a destiempo (y que, por cierto, me tiene bloqueado en twitter) regalaba unas entradas para el evento a cambio de un par de twitts graciosos, así que la cosa fue fácil: cuenta falsa y a echarle morro. Así, finalmente, entré gratis al evento.

Ya en la cola la cosa "prometía": miles de gorros de Teemo (puto League Of Legends, por Dios...) pegados a gente "kawaiidesunyah", cosplays de Ataque a los titanes hasta decir basta, un niño chino de unos 8 años vestido de Doraemon y unos cuantos frikis sudorosos.

Cuando entramos al recinto la cosa fue inspeccionar los stands rápidamente para ver qué se ofrecía. Y como era de esperar, las multitudes se aglutinaban en los puestos de merchandising (de lo más variado, por cierto, porque hay que estar enfermo para comprarse una funda de almohada en el que sale una niña de 10 años desnuda) mientras los DOS ÚNICOS PUESTOS de venta de manga estaban vacíos largo rato y la gente (salvo momentos excepcionales) fue yendo con cuentagotas. La triste realidad de esta clase de eventos.

Servidor se recorrió los stands de merchandising para acabar cayendo en mi querida Biblioteca de Minas Dagor, que una vez más fue mi refugio. Tras una interesante charla con el tendero empecé a vagar sin rumbo fijo largo rato, haciéndome fotos con algunos cosplays chachis, hasta que llegó la hora de comer.

Para comer, ramen y cianuro. Vale, no. Realmente el señor japonés decía que era té verde, pero sabía como a arsénico puro. Un asco. Eso sí, el ramen muy bueno.

Ah, a todo esto, en mi vagabundear por allí, aproveché un momento que tuve para poder probar el nuevo juego de JoJo's Bizarre Adventure de PS3 y comprobar lo triste que es el tema de los problemas de copyright (y los consiguientes cambios de nombres).

Después de comer, con todo el dolor de pies del mundo di un par de vueltas más, hice más fotos de cosplays chulos y ahí se acabó la cosa. Y ojo, porque estuve allí hasta las 9 de la noche. No entiendo a esta gente que fue al evento los tres días, a mí con uno me sobré casi la mitad. El evento en sí no ofrece más que los meros stands (porque la petarda que hablaba de Corea del Sur todo el rato, la típica chiquilla pegando berridos en japonés en el escenario o morir engullido por la marabunta alrededor de las consolas no son cosas que me interesen demasiado).

Aún así, he de decir que acabé bastante satisfecho con el evento, aunque todo, claro está, depende de las ganas que uno le ponga, la compañía con la que vaya, etc... En conclusión, Extremanga ha resultado algo bastante modesto, mejor de lo que esperaba pero peor de lo que podría haber sido. Espero que en siguientes eventos se curren un poco más ciertos aspectos mejorables. Para ser la primera vez, desde luego, se gana un voto de confianza.

P.S: Como bonus, aquí tenéis una foto mía con kimono.

2 despropósitos :

Luar dijo...

Creo que los que vivimos en ciudades pequeñas llevamos a cuestas la cruz de este tipo de eventos donde ni las editoriales aparecen (vamos ¿qué mínimo que un poco de apoyo al evento donde poder publicitarte y encima vender mangas a gente que compra mangas?)
Eso sí tengo que decir que me ha hecho mucha gracia el hecho de ir leyendo tu crónica y acordarme de mi anterior experiencia con el salón de Murcia, porque la mayoría eran críos nya, no había casi manga, el marchandising a veces se pasaba de caro, la mayoría de stand eran tiendas normales y corrientes nada de editoriales ni por el estilo, y con un día lo podías ver todo (aunque había alguna charla o alguna cosilla que me hubiese gustado ver, peeero que pasaba de ir más días XD)
En fin, paciencia y a ahorrar para ir a salones mejores XD

P.d.: lo del cianuro me ha encantado, yo también me compré uno y ni entre 5 personas conseguimos acabar con un cuarto de la botella de medio litro XD

Jeanne Gainsborough dijo...

Va a sonar mal pero... ¡ como me alegro de vivir en una semi-ciudad"!
El salón del manga que se hace aquí es equivalente " casi" al de barcelona, hay veces que vienen las editoriales y todo... Pero bueno, la entrada es MUY cara 8€ y duele.

Me ha gustado eso de que haya cosplays de Shingeki por ahí jajaja yo me esperaré a que se pase el booom para ir cosplayada de ese anime jajaja

eeen fin, buena entrada!!

un abrazo!!

Jeanne

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...