sábado, 25 de octubre de 2014

Reseña. Mis mangas: Thermæ Romæ

Agradecimientos especiales a Mefistófeles, por animarme con esta serie.

El del manga es un mundillo extraño. Esta maravillosa industria proporciona a sus lectores todo tipo de historias. Hemos visto ya mangas de panaderos, de oficinistas, sobre absolutamente cualquier deporte... Pero a los autores hasta ahora se les había escapado un aspecto fundamental de la cultura japonesa, nexo de unión de occidente: la cultura del baño. Hoy, en este humilde blog, hablamos de la obra que quiso unir oriente y occidente mediante termas.

Un manga cum laude:
Siglo II d.C. Lucius Modestus es un arquitecto de termas que ha perdido su inspiración. Ante esta preocupación, Lucius acude a relajarse en unas termas. Allí, en el fondo de la gran bañera, descubre un portal espaciotemporal que le transporta a unos baños públicos japoneses del siglo XXI. Al ver tantísima tecnología aplicada al mundo del baño, queda fascinado y decide copiar todo lo que ve en Japón para hacerlo en sus termas en la Roma clásica. Así, Lucius revolucionará la vida cotidiana de los romanos, de su emperador e incluso encontrará algún que otro amor.

Es vox populi que te tronchas con este manga:
Norma fue muy valiente apostando por un manga de estas características. Autora desconocida, manga de temática "peculiar", dibujo bastante occidental... No era precisamente una obra que reuniese los aspectos que hacen de un manga un gran hit. Efectivamente, no vendió demasiado. Y no tengo palabras suficientes para todos aquellos que no os habéis animado con esta magnífica obra. Estamos ante uno de los mejores mangas de humor que se han publicado en este país (si 'Gintama' me lo permite).

Su humor es un tipo de humor que 'Bakuman' definiría como "humor serio". ¿Qué quiere decir esto? Pues que tú no te reirás con un chiste que encuentres en un tomo de esta serie. Tú te reirás (y mucho) de las situaciones en las que se ve envuelto Lucius e, incluso, de lo tenso que está uno leyendo cosas que realmente son tonterías absurdas.

Ahí está la grandeza de esta obra. Pese a que a mí me gusten tanto la historia y su desarrollo como el dibujo, realmente no son gran cosa. Lo que sí que es destacable son sus situaciones, las reacciones de Lucius, sus formas de emocionarte con chorradas y lo curioso del planteamiento. Es por ello por lo que considero que esta obra debería estar en la biblioteca de todo amante del buen manga.

Sus personajes son el non plus ultra:
Es importante destacar que, a diferencia de otros mangas de humor como 'Gintama', 'Thermae Romae' es un seinen y requiere cierta madurez para ser disfrutado. Más aún, este manga solo se disfruta plenamente si eres una persona con ciertos conocimientos humanísticos sobre la antigüedad grecolatina. Por ello, si vosotros sois de aquellos que durante bachillerato paseasteis por vuestro instituto aquel precioso diccionario VOX ilustrado de latín, este manga está hecho para vosotros. En las páginas de 'Thermae Romae' encontramos miles de referencias a la antigüedad, su cultura (especialmente la termal).

Otro aspecto destacable de 'Thermae Romae' es que, a pesar de ser un manga muy centrado en su protagonista, cuenta con muchos otros personajes muy entrañables y divertidos, que dan mucha vidilla a la serie. Como ya he dicho muchas veces, los personajes son siempre la clave de los mangas de humor...

Otro aspecto que resulta destacable y del que ya hablé anteriormente es su dibujo, muy alejado del dibujo típico de las series de humor. Se trata de un estilo muy occidental, característico de su autora. Ello no es óbice para que no lo considere un dibujo bueno. De hecho, me encanta, me parece muy personal y adecuado para el tono de la obra.

Los latinismos se repiten ad absurdum:
Por último toca destacar la edición que nos brinda Norma Editorial. Como ya he dicho, fue una apuesta arriesgada y por ello, hay que agradecerla. La edición es muy correcta, con buenos materiales y buena impresión como nos tiene acostumbrados la editorial. Además, tiene alguna que otra página a color (aunque no muchas) y fue todo un detalle por parte de Norma el incluir junto con el último volumen un cofre para los 6 tomos que componen la serie.

Sin embargo, hay un aspecto que no me parece tan acertado. Se trata de la traducción y, en concreto, del uso y abuso de los latinismos (como los que encontráis en los títulos de los apartados). Lo que en un principio le pudo parecer buena idea al traductor, a la larga acaba cansando al lector. Más que dar pie a más humor, frena el ritmo de lectura y queda muy poco natural. Por fortuna, el número de latinismos desciende conforme pasan los tomos hasta llegar a ser algo soportable. 

(Optimus, -a, -um)

4 despropósitos :

Yerai Feijoo dijo...

Coincido contigo en CASI todo, a mi el abuso (que no es tanto) de latinismos me parece hecho adrede para darle a la obra ese toque cómico e incluso paródico, y me pareció acertado.
Una pena que esra obra haya vendido poco, la gente es así....

Mefistofeles dijo...

De nada ^____^

Puestos a pensar... es cierto que el manga ha retratado un montón de profesiones, algunas de ellas bastante curiosas xD ay, panaderos...

Sin duda esta es una serie que echaré de menos, y espero que su autora se anime a hacer alguna serie más; no solo el spin off ese que prometía, sino algo nuevo. A ver que sale.

Es cierto, es un humor serio, te ries mucho con las situaciones, y especialmente con las caras de "Oh Dioses mios! ¿¡Pero que estoy viendo!?" que pone Lucius xD Aunque a veces hay lugar para el humor absurdo, como la maravillosa yegua xD

Fue una apuesta valiente, y si se me permite decirlo, también necesaria. Cuanta más riqueza haya en el mercado manga mejor. No solo hay espacio para series de luchas llenas de testosterona hasta las cejas, de bataneros (?) o por el estilo.
El manga, como medio expresivo que es, también puede ser ilustrativo y mezclar humor y cultura como en este caso. Yo por esta serie, me quito el sobrero ante norma y aplaudo efusivamente.

En cuanto a los latinismos, esto ya te lo he dicho muchas veces... pero lo repetiré xD. Estoy casi seguro de que es para hacerlo cómico y absurdo, una pequeña distinción con los romanos para reírte con su forma exagerada de hablar xD Y no sé si será un problema de traducción, yo creo que la autora los incluyó así ella, aunque eso no estoy seguro. El caso es que a mi no me disgustan y me hacen gracia (aunque es cierto que en algún momento sobrecargan, cierto).

Me alegra que te gustase :D

Hécate dijo...

Me has convencido, le daré una oportunidad además, es un poco extraño que una filóloga clásica a la que le guste el manga no se haga esta obra ;)

Kokoro dijo...

Si insistes tanto...la leeré. Lo prometo :D

¡Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...